27 oct. 2001

Sobre Por Qué Abyssus se mantuvo oculto tanto tiempo...

Sobre Por Qué Abyssus se mantuvo oculto tanto tiempo...


Más de tres años han transcurrido desde la primera carta respondida... En diciembre de 1998 A. V. ya estaba listo para ser impreso ABYSSUS (versión en inglés, siendo totalmente traducida al Español, y por lo tanto hubo muchos cambios en el diseño de páginas), y nos enfrentamos a un fuerte problema... faltaba dinero para empezar a imprimir... Decidí esperar hasta conseguir trabajo... cuando lo obtuve llamé a mi amigo de la imprenta y le dije que ya podía empezar a imprimir, pero el se encontraba falto de tiempo, así que le dio el trabajo a un tercero, y ahí fue cuando faltó mas dinero... esperamos hasta octubre de 1999 A. V., cuando obtuve dinero, pero este tipo, pensando que ya no íbamos a sacar el material, se deshizo de las hojas impresas, atrasándonos el trabajo... Fue cuando pedimos las placas, y le di un dinero a mi amigo para que el lo terminara de imprimir... Nuevamente mi principal enemigo fue la falta de tiempo de él, por lo cual es a principios del 2000 A. V. en el cual sale éste primer número... ¿Habrá un segundo número? Mis otras actividades parecen no desearlo, pero me mantendré obstinado, pues deseo que este proyecto se mantenga siempre perenne. Dejo estas líneas a modo de disculpa y explicación a algunos amigos, en especial a aquellos que veo ocasionalmente, como Noizer, Toñin, Fernán Nébiros, Carlos Hidalgo, Nímer Gómez, Rotten Brain, Lord Levifer y AVENGER, quienes siempre me preguntan por el dichoso fanzine.

Antes de comenzar el primer número tenía ya claramente definido lo que quería para este manifiesto: Total Insanía Death Black Metal, bandas extremas, profanas y malévolas existentes, y que realmente tengan algo que decir. No descarté entrevistar alguna banda de otro estilo, pero, eso sí, que merezca mi respeto, que sea pesada y se ajuste a mis gustos musicales. Si debo hacer una autocrítica a éste primer número sería indiscutiblemente la falta de profundidad en muchas entrevistas (especialmente en la Sección “Muerte y Devastación”, prácticamente conformada por bandas Death Metal), no por culpa de las bandas, sino por mi inexperiencia, con muchas preguntas comunes y, por ende, aburridas. Aún así pienso que es un número relativamente aceptable. Se podrá insinuar que algunos artículos podrían estar fuera de contexto, que no tienen nada que ver con lo que es música, que intento presumir de anticatólico, y un par de cosas más por ahí. Adelantándome a esto, aclararé que la música mucho tiene que ver con la propagación de nuestras ideas. No por gusto los temas se fundamentan en las líricas, las cuales deberían mostrar la ideología, patrones de vida o comportamiento de las bandas. De esta forma un fanzine es también un medio de expresión, un púlpito en el cual se juega a ser dios, y del cual no siempre vas a ser acogido con regocijo o agrado. Es por eso que opino que estos artículos no están fuera de contexto, tienen mucho que ver con mi música, y sólo intento expresar mi opinión, no implantársela a la gente por la fuerza.

En el segundo manifiesto, las cosas probablemente cambien de forma, pero no de fondo. No sólo entrevistaré las bandas que más me agraden. Incluiré muchos más artículos e intentaré entrevistar a personajes que yo crea que puedan aportar un grano de arena al fanzine, y no a ciertos desvergonzados que desde 1998 A. V. sólo se han dedicado dejar mal parado el concepto de lo que es ser parte de este ambiente, en programas televisivos. A veces pienso en como se habrán muerto de vergüenza ustedes amigos que se encontraban en sus casas y sintonizaron aquella degradación. Si la escena fuera extrema en estos lares, no habrían quedado ni las uñas de estos payasos, que lo único que hacen es traer por los suelos la imagen del profano culto Black Death Metal. Deseo llegar a concretar estas entrevistas para el segundo número, que espero salga en el primer semestre del 2001 A. V., aunque quien podría saberlo, a este paso, quizá en el 2020. Ahora sólo deseo dejar constancia que, para mí, Black Metal y Death Metal significan pesadez, extremidad, malevolencia, oscuridad, brutalidad y enfermedad, no ‘Reality Shows’ o “Somos”..

1 comentario:

Discos Inauditos dijo...

tio, estoy fuera de la escena, es Lord Levifer el mero Levifer?..Siempre he pensado que seria genial editar Tribute to teh Supreme beast aqui en los uniates...