26 feb. 2010

EL CODIGO DA VINCI Dan Brown


EL CODIGO DA VINCI
Dan Brown
Circulo de Lectores. 2004


¿Que se puede decir de este libro que no se haya dicho desde que se editó? Difícil tarea. Por años veía este libro en versiones piratas en las calles del centro de Lima, hasta que se me ocurre comprarlo poco antes del estreno de la película, y quedé pasmado por el bombardeo de información que trae este libro que bajo el disfraz de "Novela", hizo agitar a la siempre atenta Iglesia catolica apostolica romana. Y no es para menos: Los personajes principales (y muy probablemente el autor, consciente o incoscientemente, con o sin intencion) acusan a dicha secta de gran poder sobre el mundo de ocultar la verdadera verdad (valga la redundancia) sobre la vida pública y privada del Maestro conocido como Jesús el Cristo, y de manipular los evangelios en su provecho, con el fin de controlar indefinidamente a la población creyente mundial, y para lograr dicha manipulación, nunca dudó de usar los mas crueles medios.
En la novela un secreto de enorme trascendencia religiosa estaría a punto de confirmarse y probablemente darse a conocer, y los miembros de las altas esferas episcopales deciden que se debe de poner un alto a los investigadores.


La recomiendo por su habil narración, sabia y eficaz manera de mantener el suspenso, acción e intriga en sus líneas, además de brindarte detalles y detalles, algunos mucho otros poco, conocidos relacionados con el arte, religión, templarios, la iglesia, María Magdalena (el eje central de la historia, para sorpresa de muchos lectores) y la mítica existencia de Jesús. Cabe resaltar que precisamente estos detalles han sido puestos en duda y entredicho por muchos autores, mientras otros lo confirman, siendo verdaderamente una olla de grillos el poder definir muchas supuestas verdades. Pero eso es a la vez lo ingenioso de este libro: el mostrarse no como un documental, o postulado, afirmación, teoría o hipótesis: sino como novela... Salomónica decisión de Mr. Brown de mostrarnos su visión sin pretender "evangelizarnos", pero, paradójicamente, logró que todos cayéramos en el juego...

Ojo: no es la novela "demoníaca" o "blasfema" que por ahí se dice, lo que sucede es que muestra un punto de vista particular, crítico, y cada vez mas compartido por personas que buscan librarse de ataduras religiosas. Lo paradójico es que el personaje principal, Robert Langdom, es un personaje de costumbres muy conservadoras, y da la impresion que le cuesta dar su opinión real, y en su intento de imparcialidad, se abstiene de ser crítico ante lo que interiormente sabe que es algo abusivo, pero que gracias al status quo, es algo que no podrá confrontar solo, y su granito de arena es la investigación académica de mitos femeninos. Es en este escenario que se envuelve en un asesinato en el Museo de Louvre, con el cual empieza una bella novela...